La pintora Vanessa Bell, nace el 28 de mayo de 1879 en el 22 de Hyde ParkGate de Londres, frente a los jardines de Kensigton, con el nombre de Vanessa Stephen Jackson, hermana mayor de la escritora Virginia Woolf y sobrina nieta de la fotógrafa Julia Margaret Cameron. Fue educada por sus padres en idiomas, matemáticas e historia. Tomó sus primeras lecciones de dibujo con Ebenzer Cook y desde el año 1901, estudió pintura en la Royal Academy. Tras la muerte de su padre. Sr Leslie Stephen, en 1904, se mudó con sus hermanos al 46 de Gordon Square, barrio que rodea al Museo Británico. Allí establecerán el grupo de Bloomsbury, una reunión informal de artistas, escritores e intelectuales que tienen como principios: desprecio por la religión junto con la defensa de una ideología liberal y humanista. También en ese contexto contribuyó a fundar el Club de los Viernes, una asociación constituida por mujeres amantes del arte.

En 1911, contrae matrimonio con el historiador de arte y esteta Clive Bell. Tuvieron dos hijos. Al tiempo, acuerdan una relación abierta teniendo amantes a lo largo de sus vidas. Vanessa, ejerció con plenitud la libertad sexual, fue activista del pacifismo, practicó la fotografía e inauguró la modernidad antes que nadie de su generación, en el Reino Unido. Mantuvo un largo y poco convencional romance con el artista bisexual Duncan Grant, con quien tuvo su última hija. Realizó abundantes exposiciones a lo largo de su carrera. Su estilo pictórico se caracteriza por los colores intensos y las formas dimensionales. Introdujo el impresionismo. Los retratos son intensos y de color intrépido. Los modelos son anclados en el espacio de manera valiente como en “Nude with Poppies”. Renovó con atrevimiento los géneros de la naturaleza muerta y el paisaje al introducir el fauvismo y el cubismo en su estilo. Fue la primer artista de Gran Bretaña en experimentar la abstracción en 1914. Sin embargo regresó a la figuración, interesándose sobre todo en nuevas formas de representación de las mujeres a quienes consideraba maltratadas por el arte. Una parte integral de la práctica de Vanessa fue el diseño de esquemas decorativos de interiores. El ejemplo más célebre es la decoración de su casa de campo, la Charleston Farmhouse, en Firle, East Sussex, donde vivió desde 1916 hasta su muerte en 1961. Según Ian Dejardin -ningún artista británico de la generación de Bell comprendió tan instintivamente y reflejó los nuevos desarrollos artísticos radicales que se estaban realizando en París. Su vibrante abrazo de color, la brutalidad de sus pinceladas y su audaz rechazo de las nociones tradicionales de lo bello son verdaderamente valientes y pueden asombrar, aún hoy-.

Algunas de sus obras y acontecimientos destacados:

“Virginia Woolf” Retrato – 1912

“Bañistas en un paisaje” – 1913

“Composición” – 1913

“Pintura Abstracta” – 1914

“La Bañera” – 1918

“Interior con dos mujeres” – 1923

“Aldous Huxley” Retrato – 1929

“El Memoir Club” – 1943

En 1912, participa en la segunda edición de la “Post – Impressionist Exhibition”, celebrada por Roger Fry, en las londinenses Grafton Galleries. Participan en ella, Pierre Bonard, Henri Matisse y Pablo Picasso.

En 1913 – 1919, participa en los programas de artes decorativas de los Omega Workshops, donde diseña mobiliario, papeles pintados, cubiertas de libros y escenarios.