Muestra La Vida Venturosa Yente Del Prete, 11-03 al 29-06-22

Apesar de la guerra y el espanto, un nuevo otoño se inicia en el hemisferio sur, desplazando a los barbijos y dando la bienvenida a nuevas muestras de arte.
Es mediodía, la lluvia ha cesado y me encuentro celebrando la amistad en los ojos de Marina, esperando mientras almorzamos y brindamos, ingresar a la muestra titulada “Una vida venturosa”, tal como la que nosotras sentimos tener, y en referencia al libro de artista que Onofrio Terra d’ Ombra les dedicó a esta pareja de artistas Yente y Juan Del Prete, a través de dos personajes alusivos: Onofrio, un incansable pintor y Fragilina, una maestra de labores que borda por vocación.
Mientras avanzamos hacia el segundo piso, acompañadas por la luz plata de la cúpula y las copas de los árboles todavía con hojas verdes, me pregunto cómo sería la vida en Buenos Aires por el año 1935 -en plena década infame- cuando Eugenia Crenovich, en más, Yente, su nombre artístico y Juan Del Prete se conocieron en una muestra, en la Asociación Amigos del Arte, institución creada en 1924, que hoy es la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes. En su salón de pintores modernos exponían, entre tantos otros: Raquel Forner, Horacio Butler, Raúl Soldi, Héctor Basaldúa, Lino Spilimbergo, Emilio Pettoruti, Xul Solar, Antonio Berni, Juan Del Prete y, en relación con las muestras de artistas extranjeros, ya se habían realizado exposiciones de obras de Manet, Monet, Degas, Sisley, Pissarro, Renoir. Algunos de sus conferencistas más destacados, Jacques Maritain, Federico García Lorca, Le Corbusier, Jules Supervielle, Giuseppe Ungaretti, Waldo Frank, Marinetti. Buenos Aires, lugar de referencia de la cultura propia y ajena.
Esta muestra se inaugura con la curaduría de la Dra. María Amalia García que ha sido nombrada hace pocos meses atrás, como Curadora en Jefe del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, nuestro querido Malba. Es un nuevo perfil, una investigadora del Conicet que tiene como responsabilidad conducir las muestras temporarias, así como los proyectos de conservación, investigación y difusión de la colección del Museo. Además, es la encargada del desarrollo del contenido académico de las publicaciones editadas y de colaborar en la concepción de proyectos online. Desde Más Mujeres, le deseamos todo el éxito que merece y mucho aprendizaje en este nuevo desafío.
Dice el texto de ingreso a la muestra: durante cincuenta años, Yente y Juan Del Prete no solo comparten su vida como pareja sino que además intercambiaron cotidianamente ideas y vivencias en su quehacer como artistas. En sus obras se dio una fluida circulación de temas, estilos, materiales y formatos, y aunque los abordaron de maneras distintas, lo hicieron siempre desde un diálogo íntimo y sostenido. Esta exposición se centra en su vínculo afectivo y creativo, y reúne por primera vez sus producciones en un conjunto de más de 150 piezas realizadas entre los años 30 y los 80.
Durante el recorrido de la muestra voy tomando algunas fotografías que se convertirán, seguramente, en un video que acompañará al texto que intentaré escribir para la página www.masmujeres.com.ar. Son varias las ideas y las palabras que cobran intensidad en mi experiencia al recorrer las obras. Voy anotando en el apartado -notas de mi cabeza -sin comas ni puntos- algunas palabras que connotan a estos dos artistas emparejados por el amor y el arte. Las palabras son parte de los materiales, de los colores recurrentes de la paleta, de sus influencias y distinciones, de sus diferentes artes y técnicas, de sus composiciones y experimentaciones. Con ellas no hago poesía, sino un listado que guardo en el archivo de mi memoria sensitiva y entonces enhebro cada una con la siguiente en una suerte de música interior… collage, abstracción, esculturas, piolines, bordados, tapices, rosa, crochet, azul, lanas, hilos, vanguardia, retratos, montaje, grumos, metales, tango, besos, abrazos, tejido, circo, pájaros, cubismo, tempera, óleo, cartones, ensamble, trama… Con las fotos obtengo nuevas fotos, en las que decido sobre algunos detalles que destaco y vuelvo con ellas a construir nuevas obras de Yente y Juan Del Prete, que son tan mías como suyas, en esta suerte de espiar mis propias capacidades de hacer con lo mismo otra cosa. Entonces, los invito a una nueva propuesta entre la palabra, la imagen y la música para recorrer/ la muestra intervenida/ de una tarde en el Malba con Marina.

Mirta Salafia