El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires -MALBA- Fundación Constantini fue fundado en septiembre de 2001 con el propósito de coleccionar, preservar, estudiar y difundir el arte latinoamericano desde principios del siglo XX hasta la actualidad. Es una institución privada sin fines de lucro que conserva y exhibe un patrimonio de aproximadamente 400 obras de los principales artistas modernos y contemporáneos de la región, que van desde los inicios de la modernidad hasta las producciones más recientes del arte contemporáneo, incluyendo trabajos procedentes de Argentina, Uruguay, Brasil, México, Ecuador, Cuba, Colombia, Venezuela, Chile, entre otros países. Pinturas, esculturas, dibujos, collages, fotografía, video, instalaciones y objetos muestran la variedad y complejidad del arte de la región, a través de un conjunto organizado en cuatro núcleos básicos: las diferentes variantes de las modernidades y las vanguardias latinoamericanas de los años 20; un conjunto de pinturas de los años 30 y 40 que muestra la diversidad de los surrealismos y la afirmación del debate arte/política; un tercer sector exhibe las tendencias abstractas y concretas, desde el arte Madí hasta el cinetismo; y la última parte dedicada al arte contemporáneo con obras de la nueva figuración: el pop, el conceptualismo y el minimalismo de los años 60 y 70.

Combina un calendario de exposiciones temporales, con la exhibición estable de la colección institucional, y funciona simultáneamente como un espacio plural de producción de actividades culturales y educativas. Las muestras implican una dinámica de curadores invitados locales, regionales e internacionales, de producciones propias, exposiciones producidas en colaboración con otras instituciones afines y exposiciones itinerantes tomadas por el museo. A partir de 2005, una parte de las exposiciones producidas por el Museo comenzó a presentarse en otras instituciones internacionales, reforzando la presencia del MALBA en el mapa del arte internacional. Entre ellas, se destacan: Xul Solar: Visiones y revelaciones; Victor Grippo: Obras 1971- 2001.

Ofrece ciclos de cine, literatura y diseño y lleva adelante una tarea educativa a través de programas destinados a diferentes tipos de públicos. 

En el año 2007, el MALBA fue declarado Sitio de Interés Cultural por parte de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En el año 2008, recibió el Premio Konex de Platino como Mejor Entidad Cultural de la última década.

La Sede del MALBA fue diseñada por los arquitectos cordobeses Atelman – Fourcade – Tapia, ganadores de u  concurso de proyectos realizado en 1997. El jurado estuvo conformado por Norman Foster (inglés), César Pelli (argentino) y Mario Botta (suizo), arquitectos de prestigio internacional. Se trata de un edificio de estilo deconstructivista, una corriente de la arquitectura de moda en la década del ’90, se caracteriza por la yuxtaposición de volúmenes formando piezas poliédricas, y el uso de ángulos agudos resaltando las aristas de los cuerpos. Desde el exterior es un juego de volúmenes revestidos en piedra caliza, con uno de vidrio verde tipo courtain wall.