“Al principio las musas eran tres.

Aedea -el canto y la voz-,

Meletea -la meditación y

Mnmea -la memoria.

En el arte griego,

el arte de los mosaicos

podía estar inspirado en las musas”

Pausanias – Siglo II

Desde la Antigüedad, los mosaicos han cautivado al mundo con sus deslumbrantes colores y su particular estética. Realizados de diferentes materiales y dispuestos con fina meticulosidad, los mosaicos son parte del  arte y de la decoración hasta la actualidad. 

    Los primeros mosaicos fueron encontrados en un templo mesopotámico datado en el año 3000 A.C., realizados con  marfiles, restos de caracolas y piedras. Fueron los que sentaron las bases de los mosaicos de la Antigua Grecia y del Imperio Romano. A diferencia de los mesopotámicos, los artistas clásicos optaron por crear imágenes y motivos en sus mosaicos. Desde el siglo IV y hasta el Renacimiento, aparecen en las basílicas católicas de toda Italia. Los mosaicos han sido el elemento básico de la arquitectura islámica, cuyo apogeo se encuentra entre los siglos VII Y VIII. Durante la Edad Media, fueron fundamentales para el arte Bizantino. Sus piezas suelen tener forma de retratos y son famosas por sus detalles y el uso frecuente de la hoja de oro. 

    Ravenna es una ciudad italiana, sobre la costa del Mar Adriático, cuyo patrimonio arquitectónico e histórico se conoce en todo el mundo. La ciudad se define como sinónimo de mosaico y arte bizantino. Para dar sentido a las imágenes del video que acompaña al presente texto, se informa sobre los lugares desde donde se tomaron las fotografías, intentando realizar una descripción tanto de la técnica como de la representación de los mosaicos, sin por ello, agotar la información sobre el tema o sobre el conjunto de las manifestaciones artísticas, de los acontecimientos históricos, de los hallazgos arqueológicos o de la cantidad de expresiones que existen en los diversos monumentos e iglesias de la ciudad.

Duomo dei Tappeti di Pietra/ Duomo de las Alfombras de Piedra

    Entre los años 1993 y 1994, la Superintendencia para los Bienes Arquitectónicos descubrió un complejo de estructuras superpuestas que deben datarse del siglo III-II A.C. Entre los muchos edificios se ha encontrado un palacete señorial bizantino, articulado en catorce habitaciones y tres patios. Todas las habitaciones se habían pavimentado con taraceas de mármol o en mosaico con elementos geométricos y figurativos. En especial, la representación de “La danza de los genios de las estaciones” y el emblema del “Buen Pastor”.

Basilica di Sant´Apollinare Nuovo/ Basilica San Apolinar Nuevo

    Edificada para el rito ariano, dedicada a Jesús por Teodorico, rey de los godos, en el primer cuarto del siglo VI. Es una expresión típica de la iconografía paleocristiana, en la que se encuentran entre otras representaciones en la pared izquierda de la nave central: a Jesús joven; a Jesús en el Juicio Universal; la resurrección de Lázaro; las bodas de Canaan. En la pared izquierda: La última cena; El beso de Judas; Pilatos se lava las manos; Jesús hacia el calvario. En la faja inferior, entre las ventanas, se puede observar en  las paredes de la nave, dieciséis imágenes de santos y profetas, altos y solemnes. Luego se encuentra el célebre cortejo de las veintidós vírgenes de época bizantina, vestidas ricamente y adornadas con perlas y piedras preciosas que van al encuentro de Nuestra Señora y del Niño Jesús, precedidas por los tres Reyes Magos, caminando por un prado sembrado de flores, mientras que los tallos de palmera despiden rayos entre aureola y aureola.

Battistero dei Neonani o degli Ariani/ Baptisterio de la Catedral de los Ortodoxos.

    El Baptisterio fue erigido por decisión del ariano rey godo Teodorico, a finales del siglo V e inicios del siglo VI, casi al mismo tiempo de la construcción de la Basílica S. Apolinar Nuevo. En su cúpula realizada por mosaicos de los cuales más de ciento setenta kilos de téseras han sido encontrados bajo el pavimento, se observa a Cristo recibiendo el bautismo de San Juan, mientras la paloma del Espíritu Santo rocía el agua santa. Cristo tiene la mitad del cuerpo sumergido en el agua del Jordán. En las fajas subyacentes, el cortejo de Apóstoles va hacia el encuentro del trono, símbolo de la soberanía del Señor, reforzada por una cruz con gemas, sobre un espléndido cojín de púrpura, puesto sobre el trono. Se recuerda, que el trono con la imagen del Emperador, es sustituida en la simbología cristiana por Cristo. Palmeras de dátiles, ricas de fruta, símbolo de los mártires por las obras santas cumplidas, separan las figuras de los Apóstoles: diez de ellos llevan la corona del martirio y de la gloria, con las manos veladas en el místico rito litúrgico. San Pedro a la derecha del trono, lleva las llaves del Paraíso y San Pablo, a la izquierda, lleva dos volúmenes. Los vestidos y los zapatos son típicamente romanos. Hay una mezcla entre el influjo clásico romano y el influjo bizantino con figuras más planas.     

Basilica de San Vitale/ Basílica de San Vital 

    Iniciada bajo el dominio de los godos, en el año 527 por el obispo Ecclesio, fue terminada por el obispo de Ravenna Massimiano, en el año 548, bajo el dominio bizantino. La Basílica representa un extraordinario ejemplo de arquitectura bizantina con filtraciones constructivas romano – raveneses, en las cuales la osadía de la construcción y la función decorativa se complementan en un gran resultado, único en el mundo, donde se identifican elementos constructivos de la tradición romana: técnica de la cúpula, el atrio en forma de fórceps, las torres graduales, al mismo tiempo que los capiteles, las cancelas y el ábside poligonal de claro origen bizantino.

    En los mosaicos del presbiterio, en la bovedilla de la derecha puede observarse el sacrificio de Abel que, saliendo de una cabaña, cubierto con una piel de animal y de un manto rojo, hace la oferta del cordero para el sacrificio, mientras de la otra parte del altar enriquecido por un gran mantel blanco, Melquisedec, vestido de sacerdote, ofrece pan y vino, mientras sale de un templo.

    La decoración del Ábside, a diferencia de la del Presbiterio que es de clara influencia romana- helenística, reflejan en el gran fondo de oro, la influencia de Bizancio. El intradós está decorado con cornucopias apoyadas y entrelazadas, pájaros y flores. La bóveda de cascarón absidal tiene en el centro al Redentor, joven e imberbe, sostiene en la mano el rótulo de los siete secretos, sentado sobre el globo celeste (Universo), tiene a los lados los ángeles y ofrece la corona de la gloria a San Vitale, que está a su derecha y vestido con una espléndida clámide. A la izquierda, el obispo Ecclesio, promotor de la edificación de la Basílica, ofreciendo la Iglesia a Cristo, teniendo en sus manos un modelo de la misma. 

Mausoleo di Galla Placidia/ Mausoleo de Galla Placidia

    El traslado de la corte imperial de Milán a Ravenna, en el siglo V, comportó el desarrollo de muchos edificios sacros, además del palacio imperial y la capilla palaciega.

    Es bastante dudoso que en esta pequeña construcción de cruz latina, haya sido enterrada la Augusta Galla Placidia; en cambio parece cierto su función como oratorio dedicado a San Lorenzo, que en Ravena gozaba de un culto particular, hasta el extremo de tener en esta ciudad, al menos, tres iglesias: San Lorenzo en Cesarea, San Lorenzo in Posterula y San Lorenzo in Pannonia.

    En su interior es deslumbrante la bóveda de cañón que se encuentra a la entrada. Es de un azul intenso, profundo, con decoraciones circulares áureas y corolas de blancas margaritas que esclarecen la profunda quietud del cielo índigo. Los mosaicos que aquí aparecen toman el uso romano de adornar las paredes de los edificios públicos y en particular los religiosos, con ropas preciosas y llenas de colores. Los mosaicos raveneses, y en particular los de Galla Placidia, no tienen una función pictórica como los mosaicos parietales griegos y romanos, sino que forman parte integrante y completan, sin serlo, la estructura arquitectónica.

    Al fondo de la bóveda, el intradós central adornado con un festón de flores y frutas, que irrumpen de un cesto de juncos de entretejido dorado. Encima de la puerta de entrada, El Buen Pastor. La cúpula con una cruz de oro con base dirigida al levante, en un cielo estrellado de oro. A los lados en los penachos y símbolos de los cuatro Evangelistas, también de oro, depositarios de la Nueva Revelación, emergiendo entre cirros llenos de color: el león de San Marcos, el Toro de San Lucas, el Águila de San Juan y el Hombre de San Mateo.

    Se reconocen en las bovedillas a los apóstoles en pareja bajo un fondo índigo con la toga blanca en actitud de aclamación hacia la Cruz que los domina. A los pies todos tienen un jarrón a una pequeña fuente, donde pequeñas palomas apagan su sed. Las almas en busca de la paz eterna buscan un refrigerio y apagan su sed en la fuente de la salvación. Las palomas y los peces, las palmeras representan en la simbología cristiana motivos muy recurridos. Sobre los bordes, vástagos de vides para recordar la íntima unión entre cristianos y Cristo. En la bovedilla central, San Lorenzo llevando la cruz del martirio. 

Mirta Salafia

Referencias de las fotos por orden de aparición
*Duomo dei Tappetti di PIetra
Foto 1: Personificación del Tiempo – Detalle de La Danza de los Genios de las Estaciones.
Foto 2, 3: La Danza de los Genios de las Estaciones.
Foto 4: Detalle de pavimento de las habitaciones de huéspedes.
Foto 5, 6 y 7: Salón principal.
Foto 8: Justiniano.
*Basilica di Sant´Apollinare Nuovo
Foto 9, 10 y 11: Pared izquierda de la nave central
Foto 12 y 13: Los Tres Reyes Magos hacia la Virgen Madre y el Niño Jesús.
Foto 14: Los cuatro Arcángeles intercalados por símbolos de los cuatro evangelistas que sostienen el monograma de Jesús.
Foto 15: Detalle de la Sala Cátedra de Marfil de Maximiliano
Foto 16: Detalle del intradós.
Foto 17: Cortejo de Mártires.
*Baptisterio Neoniano de los Ortodoxos o de la Catedral del siglo V.
Foto 18: Mosaico de la Cúpula.
*Basilica de San Vitale.
Foto 19 y 20: Detalle del Pavimento
Foto 21: Abel y Melquíades. Particular del sacrificio de Abel.
Foto 22: Gran representación de la Emperatriz Teodora y su corte.
Foto 23: Detalle de Intradós
Foto 24: Detalle de la Cúpula
Foto 25: La bóveda del Presbiterio con el cordero místico sobre un fondo de estrellas.
Foto 26 y 27: Cúpula del ábside con el Redentor en el centro sentado sobre el globo celeste.
Foto 28 , 29 y 30: Detalle de Cúpula.
*Mausoleo de Galla Placidia.
Foto  31: Detalle de Intradós
Foto 32: Cúpula- El hombre de San Mateo
Foto 33: Cúpula- Detalle del Gabinete con los Evangelios.
Foto 34: Detalle de San Lorenzo con la cruz del martirio sobre los hombros.
Foto 35 y 36: Intradós central- Detalle de cestas de flores y frutos.
Foto 37: Detalle de la Cúpula.
Foto 38: El Buen Pastor- Alusivo a la paz eterna que solo se alcanza a través de Cristo.
Foto 39: San Pablo.
Foto 40 y 41: Detalle de la Cruz de Oro en el cielo estrellado de la cúpula.
Foto 42: Detalle de sorprendente modernidad de la greca del intradós.